Para registrar un nombre de dominio con extensión .de, es necesario que el Titular del dominio (Registrante) resulte residente o tenga sede legal en Alemania.

De otro lado la Autoridad competente, tiene la facultad de cancelar el nombre de dominio y la operación será comunicada por e-mail.
En caso de cancelación por parte de la Autoridad,
no es previsto algún reembolso por parte de Aruba.