Los nombres de dominio pueden contener todas las letras alfabéticas (de la "a" a la "z"), todos los caracteres numéricos (de “0" a "9") y el carácter “-“ (carácter menos del teclado), a condición de que este no sea insertado ni como primero ni como último carácter del nombre de dominio que se desea registrar.

Por ejemplo será posible registrar el nombre abc-123.it, pero no 123-.it o -123.it.

Mientras que, lo largo del nombre de dominio puede variar de un mínimo de 3 caracteres hacia un máximo de 63.